Ir al contenido principal

Cómo deben afrontar la Migración las ciudades Fronterizas de México

 

Migrantes en ciudades fronterizas

Para contextualizar este artículo de opinión, imagínense manejando por las calles de Mexicali Baja California en un día de verano cualquiera donde es de lo más normal que el termómetro alcance los 45 grados centígrados, y donde también es de lo más normal  ver a familias enteras de migrantes deambulando por las calles, vendiendo productos en los semáforos o aglomerándose en los alrededores de los albergues, al mismo tiempo que en esas mismas calles, es común ver grandes mantas colgadas en las fachadas de fábricas y supermercados solicitando empleados, o ver pequeñas carpas en parques o en banquetas de calles principales de las colonias populares donde alguna empresa está reclutando personal. Pero ninguno de esos empleos que abundan en la ciudad está disponible para esos migrantes que quedaron varados aquí y cuyo andar por la ciudad en búsqueda de su supervivencia, no solo genera una mala percepción entre la población local, sino que crea un grave problema humanitario, lo que me lleva a preguntarme ¿cómo es posible que esto suceda? Y sobre todo que se debe de hacer para corregirlo.   

Te recomiendo leer Gas Bienestar, otra mala solución a un problema real

 La respuesta a la pregunta inicial es sencilla, simplemente se debe de integrar a los migrantes a la economía local, mediante la emisión de visas de residencia temporal por parte del Instituto Nacional de Migración, que les permitan obtener un trabajo formal en la localidad y de esta manera no tengan que depender de apoyos de instituciones gubernamentales, ONGs, o de la caridad de la población local. Pero el verdadero problema está más bien en el ¿por qué? después de casi tres años de las caravanas, la gran mayoría de estos migrantes siguen sin recibir permisos de residencia temporal que resolverían gran parte del problema humanitario, sobre todo en algunas de las ciudades fronterizas donde se vive una sobreoferta de empleos que requieren de pocas o nulas habilidades o experiencia, y que convenientemente son el tipo de vacantes que los migrantes podrían ocupar

 La migración es un problema nacional, y no local de las ciudades fronterizas como históricamente se ha considerado

 Desafortunadamente la respuesta a mi pregunta es peor de lo esperado, pues no se trata de simple burocracia que hace que el proceso de otorgar visas de residencia temporal sea lento, sino que se trata de una vil falta de interés por parte del gobierno federal al problema, ya que las verdaderas consecuencias de la migración se presentan casi exclusivamente en las ciudades fronterizas, donde solamente vive cerca del 6% de la población nacional, o sea solamente el 6% de los votantes, y que además se encuentran a miles de kilómetros tanto de la vista de las autoridades federales como de los medios nacionales, quienes tienen la capacidad mediática de presionar al gobierno federal, que es la única entidad gubernamental con la verdadera capacidad de resolver el problema. 

Te recomiendo leer ¿Por qué el outsourcing debe regularse mejor en México?

 Lo que se hace evidente con la reacción de los medios nacionales a lo sucedido en días pasados tras la resolución de la suprema corte de Estados Unidos que obliga al gobierno de Joe Biden a reactivar el programa Remain in México, que provocará que miles de migrantes sean enviados a ciudades fronterizas de México a  esperar que se resuelva su situación migratoria en Estados Unidos, y a las acciones cuestionables de la guardia nacional en la frontera con Guatemala, lo que obviamente ha provocado que nuevamente la atención de la opinión pública nacional se centre en la migración,  pero ninguno de los argumentos sobre cómo debe reaccionar ante estos hechos el gobierno mexicano, contemplan los efectos de la migración en las ciudades fronterizas, las cuales una vez más, han quedado en el limbo entre políticas migratorias de dos países que toman decisiones que las afectan directamente pero que no las toman en cuenta y que tampoco les interesa lo que ahí suceda.

 Y es precisamente este punto, tanto el origen como la principal razón por la que no se ha mitigado este problema, ya que tanto el gobierno federal como los medios nacionales tratan a la migración como un problema nacional de flujo temporal de personas de norte a sur, en el cual la única preocupación de nuestras autoridades debería ser el respeto a los derechos humanos de los migrantes en su paso por México, pero olvidan que históricamente muchos de estos migrantes se quedan por semanas o meses en las ciudades fronterizas en lo que logran cruzar a Estados Unidos, además de que estas ciudades reciben todos los días a los connacionales deportados, quienes al ingresar a nuestro país son entregados por las autoridades estadounidenses al Instituto Nacional de Migración, y quienes una vez salen de sus instalaciones se convierten en problema de las autoridades locales, pues a pesar de ser mexicanos, literalmente son botados en ciudades que no conocen y que se encuentran a cientos o miles de kilómetros de sus lugares de origen, donde en la mayoría de los casos no tienen familiares o conocidos que los puedan apoyar, por lo que se ven obligados a ver por su supervivencia en la peor escenario al que un ser humano podría enfrentarse en su vida, escenario al que las ciudades fronterizas se han visto obligadas a afrontar por décadas como si la migración fuera un problema local, siendo este en realidad un problema de índole nacional. 

 Las caravanas migrantes lo cambiaron todo

 Pero las caravanas migrantes de finales de 2018 cambiaron esta dinámica que ya representaba un grave problema a nivel local, debido a que esta vez se trataba de miles de personas viajando al mismo tiempo, y que debido a las políticas implementadas en ese momento por el gobierno de Donald Trump se vieron obligadas a permanecer en México, lo que en realidad significó que quedaron varados en las ciudades fronterizas, donde miles de personas al mismo tiempo se vieron en la necesidad de buscar la manera de alimentarse, encontrar un lugar donde vivir y sobre todo un trabajo que les permitiera subsistir mientras esperan a que su situación migratoria en Estados Unidos se aclare, si es que ocurre en algún momento.

Te recomiendo leer Por qué los autos chocolates son un problema, y por qué nadie ofrece una verdadera solución

 Pero una vez más la visión cerrada y centralista, tanto del gobierno federal como de los medios nacionales cuya presión mediática puede influenciar las decisiones del gobierno federal, han provocado que las acciones del gobierno federal en las ciudades fronterizas se limiten a apoyos temporales a los albergues mientras el tema es noticia, pero al día de hoy casi tres años después, el gobierno federal ha fallado tanto en crear políticas que atiendan el verdadero problema que es la falta de integración de los migrantes a la economía mexicana, y en apoyar a las autoridades locales a afrontar este problema, y lo más importante implementar políticas de gobierno encaminadas al largo plazo, ya que nos guste o no, la nueva realidad que han generado estos grandes flujos de migrantes de centroamericanos es que la mayoría de ellos terminaran quedándose en México, ya que a pesar que el gobierno de Estados Unidos cambió su enfoque hacia la migración, resulta prácticamente imposible que acepten a todos los migrantes que están llegando a su frontera en busca de asilo.

 Falla del estado mexicano al afrontar la migración

 Por esta razón este artículo de opinión no se enfoca en las causas que provocan que las personas migren a Estados Unidos, ya sea de México como de otros países de Latinoamérica, ni en las de violaciones de derechos humanos, aunque el abandono del gobierno a este problema ha causado pequeñas crisis humanitarias, que son en sí mismas ejemplos de violaciones a los derechos humanos de los migrantes, sino en la falla monumental del estado mexicano en buscar la integración de los migrantes a la economía mexicana, no solo por cuestiones humanitarias, sino para evitar que los migrantes queden expuestos a ser fácilmente reclutados o abusados por el crimen organizado, lo que incrementa aún más nuestros serios problemas de inseguridad, y a la histórica falla hacia los habitantes de la frontera quienes una vez más hemos sido dejados a nuestra suerte en medio de este fenómeno migratorio.

te recomiendo leer Una vez más un problema de la frontera, lo tiene que resolver Estados Unidos

 Y hago punto en mi referencia anterior sobre la falla del estado mexicano por resolver el problema, debido a que no solo el gobierno federal ha fallado aquí, sino también las autoridades estatales y municipales, ya que si bien cuentan con  recursos y facultades muy limitadas para resolver este problema, han fallado de forma generalizada en presionar al gobierno federal para que haga su trabajo en este tema, así como también han fallado en cabildear ante instituciones federales de forma directa como por ejemplo ante el Instituto Nacional de Migración para que expida las visas temporales necesarias y apoyarlo en la operación local si ese fuese el problema.

 Remain in México puede representar una oportunidad

 Y es precisamente esta capacidad de cabildeo o ejercer presión, la que se requiere en este preciso momento, pues la resolución de la suprema corte de justicia de Estados Unidos, que obliga a la administración de Joe Biden a reactivar el programa Remain in México, ha obligado a las autoridades estadounidenses a negociar con las autoridades mexicanas para reactivar el programa, lo que le da a nuestros gobernantes una pequeña ventaja a la hora de negociar, ya que a diferencia de lo sucedido hace dos años, cuando el ex presidente de Estados Unidos Donald Trump obligó al gobierno de López Obrador a aceptar sus políticas migratorias bajo la amenaza de aranceles a las exportaciones mexicanas, esta vez es completamente diferente y el gobierno no solamente puede, sino debe negociar la asignación de recursos destinados a albergues y recursos para la creación de programas cuyo objetivo sea la integración de migrantes a la economía mexicana.

Te recomiendo leer Que es la economía gig y por qué California la quiere regular

 Y si la excusa para no incluir en la negociación, estos recursos para albergues y programas de integración local fuese el miedo a la corrupción a nivel local, en ese caso el gobierno mexicano puede fácilmente aplicar a través de sus instituciones federales quienes sin la necesidad de ningún cambio en las leyes cuentan con las facultades para hacerlo. Por esta razón resulta indispensable la presión de los gobernantes y legisladores de los municipios, distritos y estados fronterizos, tanto para buscar que el gobierno federal lo negocie, como para vigilar que en caso de que estos recursos se obtengan sean efectivamente aplicados en la frontera, y no en otro lugar u otro rubro del presupuesto federal.

 Pero lo peor de todo esto, no es que el gobierno federal o los medios nacionales tomen en cuenta a las ciudades fronterizas en lo que respecta al tema de la migración, sino que esto tampoco se toma en cuenta a nivel local, por ejemplo, yo vivo en Baja California donde cerca del 80% de la población vive en ciudades fronterizas y nunca he escuchado o leído alguna postura sobre cómo integrar a los migrantes a la economía local por parte de ningún gobernante o político, ni por parte de los medios locales. Y eso que, a diferencia de otras partes de la frontera, aquí una buena parte del problema se resolvería simplemente facilitando a los migrantes trabajar en la economía formal, ya que incluso para muchas empresas locales es un problema el llenar sus vacantes de puestos que requieren de pocas habilidades o experiencia.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Los efectos de la revolución Mexicana en el México Actual

A tan solo unos días de que se conmemore el centenario del inicio de la revolución mexicana, la cual fue una guerra civil que duro casi dos décadas, cobro la vida de más de 1 millón de personas y paralizo la economía del país durante este periodo, por lo que me parece interesante señalar cuales son los efectos de esta, que aún son visibles en nuestros días, ya que varios de ellos explican porque el México de hoy en día es como es.   Causas de la revolución mexicana En pocas palabras, casi todos los mexicanos sabemos, que la revolución mexicana se originó con la intención de derrocar la dictadura de Porfirio Díaz, quien después de 30 años al mando del país se negaba a dejar el poder, pero el origen socioeconómico del porque el pueblo de México se levantó en armas, fue la gran desigualdad social y la falta de derechos laborales y de propiedad, en que vivían la gran mayoría de los mexicanos. Si bien al periodo de gobierno de Porfirio Díaz se le puede atribuir la pacificación y estabilida

Que es la corrupción y cómo nos afecta

No es casualidad, que el presidente López Obrador, haya construido su campaña política en base al tema de la corrupción, pues para ser directos es el problema más grave al que se enfrenta México, ya que es la causa, o el factor de maximización de los problemas más graves que aquejan a nuestro país. La pobreza, la desigualdad social, la inseguridad, los bajos niveles educativos, servicios públicos deficientes, obras públicas de mala calidad, entre muchos otros son problemas que tienen su origen en la corrupción, el cual como podemos ver no es un problema nuevo, ya que para haber generado estos problemas tan arraigados en nuestro país, significa que la corrupción es un problema muy seguramente desde épocas de la colonia, cuando se formaron las primeras instituciones y formas de gobierno muchas de las cuales sirvieron como base para la formación del gobierno mexicano. Que es la corrupción Existen varias definiciones de corrupción entre las que podemos destacar, la corrupción consiste en l

Soluciones para el desempleo

Sin importar en qué etapa de su ciclo económico se encuentre la economía de un país, sus gobernantes siempre estarán presionados para incentivar la creación de empleos, debido a que esta es la manera tangible en que se incentiva el crecimiento económico del país, además la creación de empleos de calidad es la única solución a largo plazo para incrementar los niveles de vida y bienestar de la población. Por este motivo siempre existirá la presión primero de reducir las tasas de desempleo hasta acercarlas lo más posible al pleno empleo, y después en reducir el desempleo estructural para incrementar el nivel de ingresos de su economía. Las medidas que un país puede tomar para reducir su desempleo, se pueden dividir en dos, las medidas que se deben aplicar en épocas de crisis económica, y las medidas a aplicar en el resto de las etapas del ciclo económico. Medidas en épocas de crisis económica Las crisis económicas, se separan del resto de las etapas del ciclo económico, debido que la crea