Ir al contenido principal

¿Por que debe incrementarse el salario mínimo?


La teoría económica nos dice que una vez que se logra incrementar la productividad de la fuerza laboral, los salarios de los trabajadores se incrementaran en proporción de dicho aumento. Contrario a lo que nos dicen los libros de texto, la productividad de la fuerza laboral mexicana se ha incrementado de forma constante durante los últimos 20 años, pero este incremento no vino acompañado de un incremento proporcional de los salarios.

Como se menciona en posts anteriores, las personas que ganan el equivalente a un salario en México viven en condiciones de pobreza extrema, pero como lo indican quienes argumentan en contra del incremento del salario mínimo, este no es más que un símbolo y no refleja la realidad del mercado laboral mexicano, pero el sueldo promedio percibido por los trabajadores mexicanos, tampoco se ha incrementado en relación con el incremento de la productividad.

¿Por qué no se han incrementado los salarios?


Para responder esta pregunta primero debemos preguntarnos ¿Por qué existe el salario mínimo? sorpresivamente la respuesta es simple, la raíz del problema del estancamiento de los salarios en la economía mexicana se causada por la falta de acceso de la mayoría de los trabajadores a un sindicato.
Esto debido a que en el mundo real los incrementos salariales son el resultado de negociaciones entre los trabajadores y sus empleadores, y bajo condiciones normales los trabajadores se encuentran en condiciones desiguales con sus empleadores quienes poseen un mayor poder de negociación, ya que estos pueden de ser necesario sustituir a los trabajadores con otros dispuestos a ocupar los mismos puestos.

Este problema en particular es el que creo la necesidad de la creación de los sindicatos, ya que la razón de ser de estos es la de representar a todos los trabajadores de una empresa y de esta manera concentrar el poder de negociación con el empleador para equilibrar el poder de negociación y de esta manera lograr la mejora de las condiciones laborales.

Pero en el caso de México, con el paso de los años los sindicatos se fueron transformando de ser genuinas asociaciones de trabajadores con el fin de proteger los derechos laborales de sus agremiados, hasta convertirse en parásitos del sistema político mexicano, que venden capital electoral a cambio de mejores condiciones laborales de sus trabajadores, y han llegado a acumular tanto poder que hoy en día incurren en decisiones que van mucho más allá de su razón de ser, como lo es el decidir que trabajadores se deben contratar, el derecho a heredar plazas e inclusive decisiones administrativas.

Como resultado hoy los sindicatos se encuentran asociados a los principales problemas que frenan el desarrollo económico de México, al volver improductivas a las empresas e instituciones que deberían servir, y como prueba existe una larga lista de empresas paraestatales que han quebrado a lo largo de los años en México debido al peso financiero que representaban las prestaciones laborales de los agremiados a este tipo de sindicatos, esto sin tomar en cuenta que es difícil medir el factor de la improductividad de sus trabajadores.

Consecuencia de este problema se desalentó en el sector privado la creación de sindicatos y hoy en día más del 90% de los trabajadores mexicanos carecen de representación sindical.
Una situación similar fue la que origino la creación del salario mínimo, el cual se creó con la finalidad de ser un punto de referencia y límite inferior para las negociaciones salariales de todos los trabajadores, ya que nadie puede ganar menos de un salario mínimo. Así como la función de empujar los incrementos salariales a través de ajustes al valor del salario mínimo.

Por ejemplo, Como se menciona al principio de este post, la productividad se ha incrementado durante los últimos 20 años, pero no así los salarios. La teoría económica dice que cuando se da un incremento en la productividad laboral, el ingreso marginal es decir el ingreso adicional producto de la mayor productividad, tiende a distribuirse entre las utilidades del propietario de la empresa y en mejores sueldos a sus trabajadores, pero cuando los trabajadores se encuentran en condiciones desiguales de negociación, como ocurre hoy en México, este ingreso adicional se convierte casi exclusivamente en utilidades y los sueldos se mantienen iguales.

Salario mínimo como punto de referencia

Para resolver este problema es que existe el salario mínimo, por ejemplo si el salario mínimo se incrementa un 4% anual como ha ocurrido en promedio los últimos 20 años, este se convierte en una referencia de negociación para todos los trabajadores aunque sus ingresos sean superiores al salario mínimo, aunque el efecto de referencia va disminuyendo en relación a los ingresos de los trabajadores , es otras palabras, como efecto de la referencia al salario mínimo un trabajador cuyo ingreso es de dos salarios mínimos muy probablemente consiga un incremento similar al 4% que incremento el salario mínimo, mientras que trabajadores cuyos ingresos superan los 5 salarios mínimos probablemente ni siquiera consigan un incremento, debido a que se pierde la referencia debido a la diferencia de ingresos.

Pero si el incremento es considerable, por ejemplo 10% anual, este incremento ejercerá una mayor presión y la referencia de este incremento alcanzará inclusive a aquellos trabajadores con ingresos altos, y de esta manera se le otorga a todos los trabajadores un argumento de negociación salarial que ayude a balancear un poco el poder de negociación hacia los trabajadores.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

¿Que quiere hacer realmente la 4T con las Afores?

Otra vez, otro tema de interés nacional se une a la polarización, detonado por un comentario hecho por el presidente en una de sus mañaneras, el cual ha sido interpretado en formas completamente opuestas, por un lado los medios propagandísticos de la 4T en las redes sociales, gritan a los cuatro vientos que el presidente López Obrador quiere nacionalizar las Afores, y quitárselas a las empresas privadas, mientras que la oposición responde diciendo que la única intención del presidente es usar el dinero de las afores para financiar sus planes de gobierno, que ahora sufren de falta de presupuesto, debido a la pandemia del coronavirus y la crisis económica que está provocando. Por lo que solo nos queda preguntarnos ¿qué está pasando realmente en este tema? y ¿qué quiere hacer realmente el gobierno?Te recomiendo leer Puede el gobierno de México usar el dinero de las Afores¿Por qué estamos hablando de Afores en medio de la pandemia?Este es uno más de los temas de importancia nacional que s…

La recuperación económica de México está comprometida por la estrategia petrolera del presidente López Obrador y toda la ideología que la envuelve

La participación de México en la reunión de la OPEP+, salto a los titulares nacionales, debido a la cuestionable participación de la secretaria de energía Rocío Nahle en representación del país. Pero dependiendo a quien le preguntes su opinión al respecto, podemos ver dos narrativas completamente opuestas, donde por un lado vemos a los medios tradicionales, los cuales con sus respectivos sesgos explicaron lo sucedido, mientras que por otro lado una versión predominantemente de redes sociales, lideradas por sitios propagandísticos cuyos artículos completamente sesgados, fueron replicados por miles de usuarios afines al gobierno federal y a su partido, los cuales con el afán de ganar la narrativa de lo sucedido resaltaron otra versión que exaltó a los funcionarios involucrados como héroes nacionales, debido a que según ellos se enfrentaron al resto del mundo para defender los intereses de México.




Pero en verdad ¿estaban estos funcionarios defendiendo los intereses nacionales?, o ¿simp…

Está México preparado para enfrentar una pandemia?

El Centro para la Seguridad Sanitaria del instituto John Hopkins y la unidad de inteligencia del periódico The Economist, publicaron el Índice Global de Seguridad Sanitaria 2019 (GHSI), el cual mide las capacidades de seguridad pública de 195 países y las herramientas con las que disponen para prevenir, detectar y responder el brote de una enfermedad a gran escala.

El índice mide en una escala del 0 al 100 donde 100 es la puntuación más alta, según este índice los 195 países analizados tuvieron un promedio de 40.2., del cual no es ninguna sorpresa que los países desarrollados obtuvieron los índices más altos, promediando 51.9, encabezados por Estados Unidos con un índice de 83.9.

Dentro del indicador, México se ubica en el lugar 28 con un índice de 57.6 y en comparación con latinoamérica se encuentra después de Brasil 59.7, Argentina 58.6 y Chile 58.3. De acuerdo con el índice, México obtiene una calificación de 45.5 en prevención de la propagación de un patógeno, 71.2 en detección tem…