Puede seguir funcionando la globalización ante una mayor regionalización del comercio internacional


 

Después de décadas en que los países desarrollados occidentales construyeran una sofisticada cadena de suministros junto a las economías asiáticas lideradas por China,  eventos como la guerra comercial entre China y Estados Unidos, la política de prosperidad compartida implementada por el gobierno chino, la guerra de Ucrania, el cambio climático y los efectos de la pandemia, están obligando a las empresas que participan en el comercio internacional a reconfigurar por completo el cómo funcionara a largo y mediano plazo la cadena global de suministros, mientras averiguan como hacer frente a los obstáculos que hoy dificultan el traslado de sus productos y el acceso a suministros para su fabricación, fenómeno que está originando una nueva globalización donde los factores geopolíticos vuelven a ser determinantes, a la hora de establecer relaciones comerciales entre países de una forma similar a como sucedía durante la guerra fría. 

Realidad que a todas luces representa un retroceso para la integración y armonía del mundo, dejando en su proceso muchos más perdedores que ganadores, y el hecho que las principales causas que generaron los eventos que obstaculizan el comercio mundial son fundamentadas por ideologías políticas, solo nos deja pronosticar que este cambio tan radical en la manera en que el mundo comercia entre sí prevalecerá, escenario que obliga a las empresas a planear sus inversiones y procesos de producción a mediano y largo plazo, tendencia que en México conocemos como Nearshoring y aunque nuestro país resulta uno de los pocos ganadores, este fenómeno está creando un nuevo sistema de comercio internacional que divide al mundo en regiones geográficas y políticas 

Las narrativas e ideologias politicas estan detras de politicas mas proteccionistas 

Debido a que las ideologías que rigen las prioridades de un gobierno están basadas en narrativas para poder funcionar, ya que deben ser aceptadas por la mayoría de su población para que esta no se oponga a los cambios que conlleva la aplicación de leyes o creación de nuevos programas de gobierno, para ello cada gobierno nos cuenta historias que justifican como según su ideología política debe de funcionar el sistema económico de su país, por ejemplo en Estados Unidos la narrativa dice que es indispensable el libre mercado para que todos los ciudadanos sean libres de autorrealizarse y así encontrar la felicidad, una economía autosuficiente que no dependa del extranjero es la narrativa que nos contaron en México desde el fin de la revolución hasta inicios de los 80´s y que ahora está siendo retomada por el gobierno de la 4T, o un modelo de mercado hibrido que permite la inversión privada, pero busca la prosperidad compartida como lo pregona China a su población. 

Y estas narrativas han cambiado a lo largo de la historia, influenciadas por los principales eventos que afectan a cada generación, como lo fueron la gran depresión y la segunda guerra mundial o en nuestro caso la revolución mexicana, el desarrollo estabilizador, o los efectos de la deuda externa a finales de los 70´s. Fenómeno al que nuestra generación no está exenta y la gran recesión de 2008, la pandemia de COVID de 2020 son los principales eventos que están reconfigurando la narrativa de nuestros gobiernos y están cambiando muchos aspectos de nuestras vidas incluyendo a la globalización. 

Ya que la recesión de 2008 hizo tangibles los efectos de la hiperglobalización (explicada en el post anterior), que a su vez son el principal antecedente de que los ciudadanos elijan a gobernantes como Donald Trump en Estados Unidos o a Lopez Obrador en México, siendo la implementación de las promesas de campaña de Trump como devolver los empleos perdidos por Estados Unidos y limitar las importaciones de China, el origen de la guerra comercial entre esos dos países 

Hecho que represento el factor detonante para que se volviera en una necesidad de las empresas internacionales el buscar diversificar su producción y está ya no dependa casi exclusivamente de China, pero que ahora estas mismas empresas ven necesario el relocalizar sus fábricas, debido a la pandemia durante la cual se gestó la crisis en la cadena global de suministros y a la aplicación de la nueva política  prosperidad compartida del gobierno de Xi Jinping a finales de 2021,  que junto con el inicio de la guerra de Ucrania en febrero de 2022, crearon los riesgos geopolíticos suficientes para romper la libertad de  mover inversiones y mercancías alrededor del mundo,  lo que obligo a las empresas que tienen fábricas en china a buscar alternativas en lugares más cercanos para reducir riesgos y costos de logística o en lugares más amigables para evitar riesgos geopolíticos. 

El proteccionismo a regresado en forma de una globalizacion regional 

Pero los cambios en la globalización no solo son causados por China o Rusia, sino también por políticas públicas proteccionistas por parte de los países desarrollados occidentales, como las leyes de política industrial del gobierno de Biden compuestos por la ley CHIP y la ley para la reducción de la inflación, que mediante subsidios y limitantes a la exportación de tecnología estratégica buscan fortalecer la industria manufacturera local, o el mecanismo de ajuste en frontera por carbono aprobado por la Unión Europea que consiste en aranceles a productos importados basados en la huella de carbono que deja en sus países la producción de dichos productos, mecanismo que en la práctica funciona como una barrera comercial a los productos producidos fuera de los países miembros. 

muchos columnistas internacionales coinciden al considerar a la aprobación la ley CHIP y la ley para la reducción de la inflación en Estados Unidos como el fin del neoliberalismo y su era de hiperglobalización

Por este motivo, muchos columnistas internacionales coinciden al considerar a la aprobación la ley CHIP y la ley para la reducción de la inflación en Estados Unidos como el fin del neoliberalismo y su era de hiperglobalización, provocando el resurgimiento de un paradigma de gobierno más intervencionista, además del surgimiento de otro fenómeno al que los economistas le llaman el hiperrealismo, donde la interdependencia económica de dos países en conflicto como Estados Unidos y China, puede ser utilizada no como una herramienta para el beneficio mutuo sino como un arma para limitar al enemigo, como lo hizo Estados Unidos cuando bloqueo el acceso a empresas chinas a semiconductores avanzados, así como a la tecnología necesaria para producirlos. 

Te recomiendo leer: Por qué Nearshoring y sustitución de importaciones no son lo mismo

Hasta este momento todo parece indicar que la globalización empezara a ser restringida por políticas proteccionistas y políticas industriales que buscan fortalecer la industria local como es el caso de la Ley para la reducción de la inflación de Estados Unidos o los impuestos aduaneros sobre carbono a los productos exportados a la Unión Europea, y aunque aún no sabemos que es lo que reemplazara a la hiperglobalización, las empresas ya no tendrán la libertad de migrar su producción al exterior ni a vender sus productos o comprar sus insumos en países no considerados amigos por sus gobiernos, ya que ahora estarán más sujetas a las prioridades estratégicas de sus países y de sus políticos. 

Prioridades que también han cambiado en el contexto interno de los países desarrollados, a consecuencia de como la gran recesión y la pandemia han cambiado el sentir de su población, que ahora exige junto con medidas para combatir la desigualdad, mejoras en los servicios públicos como los sistemas de salud, atender problemas ambientales mediante medidas como la transición a la producción de energías limpias, o mejores condiciones de trabajo y una mayor protección de los empleos, factor de peso que obligara más que nunca a los políticos de cada país a proteger su mercado laboral, y una de las maneras de hacerlo es limitando la  aplicación de prácticas empresariales de capitalismo salvaje moderno como la tercerización sin control. Lo que significa que, aunque la globalización seguirá existiendo e incluso se intensificará, operará de forma más regionalizada y con más barreras comerciales y operativas para las empresas según los intereses de cada país. 

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Causas y efectos de la revolución mexicana, que siguen vigentes en el México actual

Los efectos de la revolución Mexicana en el México Actual

Efectos del rescate bancario de Estados Unidos en el riego crediticio de los bancos