¿Cuánto debe incrementarse el salario mínimo?


Sin lugar a duda la búsqueda de la reducción de la pobreza es uno de los principales objetivos de todos los países del mundo, siendo este un tema aun de mayor relevancia para una economía emergente como la de México. Para lo cual no existe una solución más sencilla de implementar ni más fácil de comprender por el ciudadano común que incrementar el salario mínimo.

Es por esta razón que el debate sobre el incremento del salario mínimo ya se ha politizado, al ser impulsado por Miguel Ángel Mancera como banderín de su precandidatura presidencial y después retomado por Ricardo Anaya a nombre del PAN y también de sus propios intereses, pero es solo cuestión de tiempo para que todos y cada uno de los aspirantes a la presidencia de la republica retomen este tema, y algunos de ellos hagan propuestas irrealistas con el afán de atraer la atención de los medios.

De hecho, la razón por la que el salario mínimo es un tema tan sensible y que fácilmente despierta el interés de la población general, es porque este es ridículamente bajo que se ha convertido en no más que un símbolo y una medida para fijar multas y tarifas.

Por lo tanto, en este momento la pregunta no es si ¿debe incrementar el salario mínimo?, sino ¿cuánto debe incrementarse?

Para responder esta pregunta y determinar que tanto debe incrementarse el salario mínimo basados en la realidad tenemos que comenzar respondiendo para que debe alcanzar, sin caer en citar el artículo 123 de la constitución el cual describe un salario mínimo casi utópico y perteneciente a un México pasado donde los problemas de la nación se resolvían por decreto presidencial. (antes de criticar este comentario es importante considerar que el salario mínimo nunca ha tenido ni se ha acercado al poder de compra que describe la constitución)

Incremento mínimo requerido

Volviendo a nuestro tema, el CONEVAL, institución encargada de medir la pobreza en México, publica mensualmente un indicador llamado línea de bienestar (este indicador es conocido en el resto del mundo como línea de la pobreza), el cual determina cuanto debe ganar una persona para cubrir sus necesidades alimentarias y no alimentarias mínimas, en pocas palabras quienes viven con un ingreso inferior al estimado en la línea de bienestar, viven en condiciones de pobreza extrema.

La línea de bienestar del mes de junio de 2017 fue de $2,834.29 pesos mensuales o $92.92 pesos al día, los cuales deben considerarse como base para todo debate sobre el incremento del salario mínimo, ya que en este momento quienes tienen un ingreso de 1 salario mínimo al día viven en condiciones de pobreza extrema.

Si se incrementa el salario de los $80.04 actuales a $92.92 MN representaría un incremento del 16.10%, dicho incremento podría realizarse en dos años con sus respectivos ajustes inflacionarios, algo que ya se realizó en enero de este mismo año cuando el incremento del salario mínimo de 2016 a 2017 fue del 9.5% y la inflación no ha sido afectada por este factor hasta este momento. (la inflación de 6.31% de este año se debe al incremento de la gasolina y demás energéticos, y a los ajustes por el tipo de cambio).




Incremento Adecuado.

Si en verdad se quiere realizar un cambio y darle un sentido más justo al salario mínimo, se deben de tomar en cuenta otros parámetros más allá de superar la línea de bienestar, siendo a mi criterio el más adecuado tanto para la justicia social de los trabajadores mexicanos como para la economía en general un salario mínimo que alcance para adquirir una vivienda.

Para ello es necesario establecer una nueva línea que podríamos llamar línea de acceso a la vivienda, la cual equivaldría a $3,253.56 MN mensuales o $106.02 diarios.

Si se incrementara el salario mínimo de $80.04 a los $106.02 representaría un incremento del 32.46%, el cual sería muy elevado para aplicarlo en un solo año sin generar presión inflacionaria, pero este se puede establecer como meta a mediano plazo, por ejemplo, si se toma como base el incremento de este año el ajuste se puede aplicar en el transcurso de 4 años con sus obvios ajustes inflacionarios.

Para calcular la línea de acceso a la vivienda, se tomaron en cuenta los siguientes factores:
  1. La única manera de que una persona que gana un salario mínimo al día pueda adquirir una vivienda es mediante de un crédito Infonavit.
  2. Según las reglas de originacion de crédito del Infonavit no existe un monto mínimo para los créditos a las viviendas, y el ingreso mínimo requerido a los trabajadores es de un salario mínimo al día.
  3. El descuento máximo para pago de mensualidad del crédito Infonavit a una persona con ingresos de un salario mínimo es el equivalente a 20% del salario.
  4. La mensualidad máxima que un trabajador en estas condiciones puede pagar es de $488.24 pesos, la cual no alcanza para comprar una vivienda, si calculamos una hipoteca con condiciones actuales del Infonavit a 30 años con el 12% de interés anual, el monto del crédito sería de $47,940.54 pesos y no existen casas en el mercado mexicano con ese valor y si existiese una vivienda a ese precio seguramente no cubriría los requisitos mínimos de habitabilidad que el infonavit exige.
  5. Para corregir este problema en particular, la CONAVI cuenta con un programa de subsidios a la vivienda. El subsidio máximo que otorga esta institución es de $80,321.36 MN, y el valor mínimo de una vivienda que califique para dicho subsidio es de $137,693.76 MN, 
  6. Para adquirir la vivienda más barata que aplique para el subsidio el monto de la hipoteca debe ser de $57,372.40 MN y la mensualidad para pagarla  sería de $584.30 MN.
  7. Para pagar dicha mensualidad el ingreso mínimo del trabajador debe ser de $95.79 MN.
  8. Si una persona con un salario diario de $95.79 MN pagara la mensualidad mencionada, esta caería por debajo de la línea de bienestar, porque no le alcanzaría para comprar el resto de la canasta de productos contemplados en la medición del indicador.
  9. En la medición de la línea de bienestar que es de $2,834.29 MN, se contempla un gasto para vivienda de $185.03 MN, por lo que a la línea de bienestar tendremos que agregarle $399.27 por el excedente de gasto en vivienda que se necesita para pagar la mensualidad del crédito Infonavit.
  10. Al realizar el ajuste mencionado a la línea de bienestar nos da un total de $3,253.56 MN mensual o $106.02 diarios.


No hay comentarios:

Si tienes algún comentario sobre este tema, o tienes alguna duda puedes escribirlo aquí.

Con la tecnología de Blogger.