Como se creó la crisis económica del coronavirus en México


 

Personas de compras durante pandemia de coronavirus

El día de ayer el IMSS anunció que durante el mes de abril se perdieron 555 mil empleos formales, los cuales acumulados con los perdidos durante el mes de marzo suman 667 mil empleos perdidos del 29 de febrero al 30 de abril, cifra sólo comparable al periodo de octubre de 2008 a mayo de 2009 en el cual se perdieron 696 mil empleos. Muy probablemente no encontremos un mejor indicador que nos muestre la gravedad de la situación económica en la que nos encontramos en este momento, y cómo esta situación puede agravarse aún más si la cuarentena se sigue prolongando o si las condiciones de seguridad son muy restrictivas una vez que volvamos a nuestros trabajos. Pero para entender el cómo llegamos hasta esta situación expliquemos el contexto de cómo se generó esta crisis económica.

Aunque nos cueste creerlo hay muchas personas que siguen creyendo que la pandemia del coronavirus es un invento causado por (agregue usted la teoría de conspiración de su preferencia) y por lo tanto también la consecuente crisis económica provocada por la pandemia del coronavirus. A nivel internacional han surgido decenas de teorías sobre la existencia o no del coronavirus o quien lo creó y porque, en el caso de México la mayoría de estas teorías que circulan son difundidas o tropicalizadas por la propaganda en redes sociales de quienes apoyan al gobierno actual, por este motivo para muchos mexicanos la crisis económica que se está provocando a consecuencia del coronavirus no es más que un invento de la oposición política del presidente con la intención de dañar su imagen.

Para comenzar quiero aclarar que este artículo no tiene la intención de culpar al presidente López Obrador ni a su gobierno por esta crisis económica, ya que esta es originada por una causa ajena al gobierno mexicano, y al igual que el resto de los gobiernos del mundo no ha tenido otra opción más que reaccionar a los problemas que está generando la pandemia, pero lo que sí podemos cuestionar a cada gobierno es como estos reaccionan y qué medidas están tomando para reducir el impacto económico de la pandemia.

Para poder entender el impacto de la crisis económica remontémonos a sus causas, a principios de año el gobierno chino decidió aislar a varias de sus ciudades por completo y reducir la movilidad de su población, este hecho interrumpió la cadena global de suministros que provee a las industrias manufactureras de todo el mundo, lo que generó los primeros pequeños impactos en nuestro país, a principios de marzo la propagación del virus provocó que las medidas de aislamiento llegarán a Europa, lo que preocupo a la sociedad mexicana quien por iniciativa propia comenzó a guardar distancia y reducir sus actividades a causa del seguimientos de los primeros casos en México y el miedo por el caos que se vivía en Italia y España, y no fue hasta el 23 de marzo en que oficialmente el gobierno mexicano inició la jornada nacional de sana distancia, comenzando de esta manera la cuarentena.

La crisis económica que ha generado el coronavirus es en pocas palabras, provocada por la caída en la demanda de productos y servicios, debido a que al estar en cuarentena las personas solamente pueden gastar en lo más básico para llevar su día a día, además de que se dejan de consumir combustibles y se requiere de menos transporte público. 

Al mismo tiempo en que las empresas se han visto obligadas a cerrar sus puertas deteniendo sus ventas pero manteniendo a sus trabajadores y sus demás gastos corrientes, lo que para las grandes empresas puede representar un contratiempo de un par de meses, pero para las pequeñas y medianas empresas les representa una crisis de liquidez, lo que activa el círculo vicioso en el cual se ven obligadas a despedir empleados, los cuales pierden su ingreso y por consiguiente pierden su capacidad de consumo, lo que reduce aún más la demanda de productos y servicios lo cual es un segundo golpe para las empresas y los efectos negativos se vuelven a activar una y otra vez.

Debido a este problema si no se da una intervención del gobierno Mexicano con medidas anticíclicas, muchos de los empleos que se han perdido durante la cuarentena no estarán ahí cuando la actividad económica se reactive, pues muchas pequeñas y medianas empresas no podrán sobrevivir a este periodo sin ventas, lo que significa que la economía no regresará a su estado anterior a la cuarentena, sino que pasará por un periodo de ajuste posiblemente de varios meses hasta de un par de años en los cuales las grandes empresas que si cuentan con los recursos para sobrevivir a la cuarentena absorberán las cuotas de mercado dejadas por aquellas empresas que quebraron, pero este proceso les dará un mayor poder de concentración el cual se traducirá en la reducción de salarios promedios de los trabajadores, al mercado laboral entrar en un periodo llamado monopsonio, lo que significa que pocos compradores (en este caso empresas que requieren trabajadores) tienen la capacidad de controlar el mercado y fijar los precios.

En conclusión, la crisis económica causada por el coronavirus es real y ya le ha costado su empleo a 667 mil mexicanos, y si el gobierno federal no implementa verdaderas medidas anticíclicas, la recuperación de esta crisis será larga y costosa para los trabajadores mexicanos, y como lo comente al principio del artículo esta crisis no es culpa del presidente López obrador ni de su gobierno, pero lo que haga en respuesta a la nueva realidad del país si es su responsabilidad, y sobre su respuesta a la crisis es como debemos juzgar su gobierno, pues de no implementar las medidas adecuadas a tiempo, la crisis y su lenta recuperación podría consumir el resto del sexenio

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Causas y efectos de la revolución mexicana, que siguen vigentes en el México actual

Los efectos de la revolución Mexicana en el México Actual

Soluciones para el desempleo