Ir al contenido principal

La nueva estrategia del SAT hacia los grandes contribuyentes, es una decisión acertada, pero las declaraciones del presidente pueden desacreditarla


Walmart, FEMSA, IBM y América Móvil, son la cara más visible de la nueva estrategia del gobierno federal hacia los grandes contribuyentes del país, la cual ha provocado que estas empresas hayan liquidado sus adeudos pendientes ante el SAT, sumando 25 mil 828 millones de pesos lo recuperado por hacienda solo de estas cuatro empresas. Este cambio de estrategia es un claro contraste en relación a la manera en que los anteriores gobiernos permitieron que muchas empresas y personas, acumularan grandes adeudos de impuestos, debido a una muy flexible y discrecional aplicación de la recaudación de impuestos, la cual trato con mucha suavidad a las personas y empresas más ricas e influyentes del país.

 Te recomiendo leer Factores que afectaran el crecimiento económico de México en la segunda mitad de 2020 según el Banco de México

Por décadas, la principal queja de la ciudadanía hacia los diferentes gobiernos es la manera en que estos cobran impuestos, los cuales le cobran muy poco a los más ricos y casi nada a los más pobres, dejando la carga tributaria casi total del país en una cautiva clase media, a quien se le ajusta el cinturón cada vez que el gobierno en turno necesita incrementar sus ingresos. Hoy por lo menos podemos decir que la postura del gobierno está cambiando, y por lo menos se le está aplicando su obligación fiscal a los más ricos del país.

Por desgracia, estas buenas noticias no llegan en el mejor momento posible, pues llegan en medio de un escenario en el cual el gobierno federal muestra una postura muy hostil, hacia todo el sector empresarial, sin importar si se trata de grandes empresarios o propietarios de pequeñas empresas que prácticamente viven al día. La pandemia del coronavirus entre otras cosas ha desenmascarado esta versión hostil de la 4T, hacia el sector privado, que tanto habían intentado borrar desde la campaña, e incluso argumentaban que solo se trataba de un prejuicio plantado por sus adversarios políticos. 

La hostilidad del gobierno del presidente López Obrador hacia el sector privado, ha alcanzado su pico más alto debido a las declaraciones del presidente, sobre el no brindar ningún tipo de apoyos, incentivos fiscales, ni prórroga en el pago de impuestos, a las empresas que están en riesgo de quebrar como consecuencia de la cuarentena causada por el coronavirus, al mismo tiempo en que anuncia que su gobierno se limitará a hacer llegar sus programas sociales a las personas que ya los reciben, incluso dejando fuera de consideración a los trabajadores del sector privado, de los cuales por lo menos un millón de ellos, perdieron sus empleos o sus ingresos y han caído o están por caer en condiciones de pobreza.

 Te recomiendo leer ¿Por qué no hay manera de generar crecimiento económico en México, sin la participación del sector privado?

En este punto de mi explicación, debo hacer hincapié en que el cambio en la estrategia de recaudación de impuestos, no es una muestra de hostilidad hacia el sector privado, pues simplemente se trata de aplicar las leyes fiscales a los grandes contribuyentes, quienes gracias a su poder económico o influencia en las campañas políticas, recibían condiciones privilegiadas de las autoridades que les permitieron evadir gran parte de su pago de impuestos, a diferencia de los contribuyentes más pequeños, a quienes históricamente se les ha aplicado todo el rigor del estado en el cobro de impuestos. Pero las declaraciones del presidente y su postura en los demás temas mencionados, no solo harán ver la estrategia fiscal como otra postura hostil hacia el sector privado, sino que les dan argumentos a los empresarios para desprestigiarla.

Por esta razón es importante que el gobierno federal, mejore su comunicación en materia de su relación con el sector privado, principalmente en este momento en que la economía del país está por reabrir después de la cuarentena, y serán necesarias medidas anticíclicas que reactiven la economía, las cuales deben ser financiadas con impuestos o con deuda pública. En otras palabras, hoy más que nunca el gobierno mexicano requiere mantener sus niveles de ingresos, para poder operar, gobernar al país y ofrecerle servicios, y programas públicos a su población. Pero la que a mi punto de vista es una de las pocas acciones acertadas de este gobierno, está en riesgo de ser desacreditada por declaraciones que atienden más a una ideología que a la realidad que estamos viviendo.

Te recomiendo leer ¿Que quiere hacer realmente la 4T con las Afores?


Comentarios

Entradas más populares de este blog

¿Que quiere hacer realmente la 4T con las Afores?

Otra vez, otro tema de interés nacional se une a la polarización, detonado por un comentario hecho por el presidente en una de sus mañaneras, el cual ha sido interpretado en formas completamente opuestas, por un lado los medios propagandísticos de la 4T en las redes sociales, gritan a los cuatro vientos que el presidente López Obrador quiere nacionalizar las Afores, y quitárselas a las empresas privadas, mientras que la oposición responde diciendo que la única intención del presidente es usar el dinero de las afores para financiar sus planes de gobierno, que ahora sufren de falta de presupuesto, debido a la pandemia del coronavirus y la crisis económica que está provocando. Por lo que solo nos queda preguntarnos ¿qué está pasando realmente en este tema? y ¿qué quiere hacer realmente el gobierno?Te recomiendo leer Puede el gobierno de México usar el dinero de las Afores¿Por qué estamos hablando de Afores en medio de la pandemia?Este es uno más de los temas de importancia nacional que s…

La COPARMEX quiere rescatar a las empresas, AMLO quiere rescatar a los más pobres, pero nadie rescatara a los trabajadores.

La manera en que el gobierno del presidente López Obrador ataque ambas crisis la sanitaria y la económica provocadas por el Coronavirus, se está perfilando como la manera en que su gobierno será juzgado en la historia de nuestro país, pero por lo pronto los distintos frentes políticos están aprovechando esta época de incertidumbre y de toma de decisiones difíciles, tanto para criticar al gobierno federal, como para presentar propuestas serias sobre cómo deben afrontarse tanto la crisis sanitaria como la crisis económica. En lo que respecta a la coyuntura de la crisis económica, contrasta la visión del presidente que plantea que la solución es hacer llegar los apoyos económicos de los programas sociales del gobierno federal a los mexicanos más pobres, y la propuesta de la oposición liderada por la COPARMEX que piden se rescate a las empresas del país para proteger los empleos de los trabajadores mexicanos, quienes quedan una vez más en medio del fuego cruzado, ya que según el debate na…

¿Por qué México no tiene la capacidad de costear un plan de rescate económico?

Mientras nos acercamos al pico de la pandemia del Coronavirus, y los efectos de la crisis económica causada por la cuarentena, crecen día a día, la presión hacia el presidente López Obrador y su gobierno se incrementan, para que este haga algo para evitar que más personas caigan en condiciones de pobreza, debido a la masiva pérdida de empleos causada por la cuarentena. Pero independientemente de la cerrada negativa del presidente de ver más allá de sus programas sociales, como solución a la crisis, y a su ya conocida aversión a la deuda pública ¿puede México costear un programa de estímulos económicos?, tal y como lo están haciendo casi todos los países del mundo en sus respectivas proporciones.La cuarentena generalizada, que se tuvo que imponer para contrarrestar los efectos de la pandemia del coronavirus, ha causado una crisis de demanda agregada en la economía mexicana, que ya le a costado el ingreso a 12 millones de mexicanos, por esta razón la solución para este tipo de crisis ec…