Ir al contenido principal

No es el neoliberalismo es la corrupción

Después de un año y medio de gobierno y 12 años de campañas políticas, el presidente López Obrador, se ha encargado de posicionar en la opinión pública que el origen de todos los males de nuestro país es el período de neoliberalismo económico que predomina en nuestro país desde mediados de la década de los ochenta hasta la actualidad, porque a pesar de que el presidente critica a este modelo económico cada que tiene la oportunidad, la mayoría de sus políticas de gobierno encajan dentro del modelo económico neoliberal. Pero si analizamos las críticas del presidente hacia el modelo neoliberal fácilmente podemos darnos cuenta que dichas críticas más bien son hacia la corrupción que a predominado en nuestro país desde su fundación y que sigue predominando en este momento.

Es neoliberalismo sinónimo de corrupción 

Gracias al discurso del presidente, se ha sembrado en la narrativa nacional que el neoliberalismo es sinónimo de corrupción, cuando son dos cosas completamente diferentes, por su parte el neoliberalismo es una filosofía económica que se refleja en políticas públicas, manejo de las finanzas públicas y configuración del gobierno en base a un modelo económico, mientras que la corrupción es un fenómeno relacionado al mal uso tanto de las finanzas públicas como del poder y la influencia inherente a los cargos públicos. Si bien el presidente tiene razón en el hecho de que en el llamado periodo neoliberal si imperaron altos niveles de corrupción en todos los niveles de gobierno, los cuales diluyeron los efectos esperados por la política económica en favor de las elites gobernantes, pero la corrupción no es un fenómeno exclusivo de los gobiernos neoliberales y México es la prueba perfecta de ello, pues la corrupción ha prevalecido en nuestro país desde su fundación, y se mantiene hoy en día en los mismos niveles que en el periodo que el presidente tanto critica, ya que nos guste o no nuestro país es uno de los más corruptos del mundo con o sin neoliberalismo

En base a lo anterior debemos dejar bien en claro que la corrupción no es causada por el neoliberalismo, y mucho menos dicha corrupción es una herencia del modelo neoliberal, como la narrativa oficial nos lo quiere hacer creer. Si bien el modelo neoliberal operó en México acompañado de niveles de corrupción tan o más altos, que los niveles de corrupción que han existido junto al resto de modelos económicos que se han implementado en México a lo largo de su historia. Por el contrario, los objetivos de las políticas económicas neoliberales fueron diluidos a causa de la corrupción, ya que si bien durante este periodo se redujeron los niveles de pobreza y marginación como nunca en la historia, durante este periodo se incrementó la desigualdad social y económica como nunca en la historia, lo que borro los efectos de la reducción de los niveles de pobreza.

 Te recomiendo leer Qué es y que no es, el neoliberalismo

De que si es culpable el neoliberalismo

Es un hecho comprobable, que el modelo neoliberal provocó un incremento de la desigualdad alrededor del mundo, pero en México ese efecto se multiplicó precisamente por la corrupción que impera en nuestro país, y políticas económicas que debieron ser positivas para nuestra economía en el largo plazo, se convirtieron en fantasmas de corrupción que nos persiguen hasta nuestros días, como la privatización de empresas estatales, las cuales le debieron restar carga presupuestaria al gobierno al mismo tiempo en que volvían más competitivos los mercados en los que estas operaban, pero dichas empresas fueron vendidas a precios de gangas a personajes cercanos al gobierno en turno, por lo que el gobierno mexicano obtuvo mucho menos recursos provenientes de dichas ventas, y debido a que esas empresas fueron vendidas a personas cercanas al gobierno, las condiciones monopólicas con las que esas empresas operan bajo la administración del gobierno se mantuvieron casi intactas, lo que provocó que los consumidores mexicanos siguiéramos recibiendo productos y servicios caros y de mala calidad de esas empresas privatizadas.

Otro ejemplo que nos atormenta hasta nuestros días es el rescate bancario de 1995, el cual estaba diseñado para impedir el colapso del sistema financiero mexicano debido a la crisis que se vivía en ese momento, lo cual se logró y nos salvó a todos los mexicanos de vivir una crisis mucho más pronunciada y dolorosa para las finanzas personales de la gran mayoría de nosotros, pero la implementación de dicho rescate tanto bancario como al ahorro, estuvo plagado de tráfico de influencias y otras variantes de la corrupción, que permitieran que fueran rescatadas muchas empresas que no lo necesitaban, y los bancos fueron vendidos una vez fueron rescatados generando multimillonarias ganancias a sus dueños, los cuales no regresaron el paquete de rescate proporcionado por el gobierno mexicano, y la deuda con la que se pagó dicho rescate la seguimos pagando todavía.

Te recomiendo leer La COPARMEX quiere rescatar a las empresas, AMLO quiere rescatar a los más pobres, pero nadie rescatara a los trabajadores.

Los efectos de la corrupción en la desigualdad

Mientras que en el ámbito laboral la corrupción no es tan visible por la mayoría de los ciudadanos, pero sus efectos sí son perceptibles por casi todos los ciudadanos. A pesar de que la narrativa oficial de la 4T nos quiere hacer creer que México era un país modelo antes de la llegada del neoliberalismo, la realidad es que no lo era y principalmente en el ámbito laboral México se encontraba dentro de los países más rezagados del mundo tanto en derechos laborales como en su aplicación.

Con la llegada del periodo neoliberal, las leyes laborales y su aplicación dieron un gran avance a principios de la década de los noventas, lo cual debo hacer hincapié en que no fue iniciativa propia del gobierno mexicano, sino fue una condicionante para la aprobación del tratado de libre comercio con América del Norte, razón por la cual se modernizaron nuestras leyes laborales y se modernizaron instituciones con el objetivo de garantizar los derechos laborales de los trabajadores mexicanos como las juntas de conciliación y arbitraje y los inspectores laborales. Pero gracias a la corrupción estas instituciones que debieron haber cuidado que se respetaran las leyes laborales por las empresas, voltearon hacia otro lado mientras muchas empresas explotaban lagunas legales de nuestras leyes para mantener condiciones laborales precarias, y de igual manera gracias a la corrupción estas mismas instituciones permitieron que se abusara de nuevos esquemas de contratación como el outsourcing y la subcontratación, tanto para evadir impuestos y contribuciones de seguridad social, como para mantener costos bajos de contratación, lo que provocó que a pesar de que en los 25 años que lleva operando el TLC en los cuales la productividad de las empresas mexicanas se ha incrementado a un rito sin precedentes, los salarios promedio de los trabajadores mexicanos, se han reducido en términos reales de poder de compra, lo cual se refleja en un incremento sin precedentes de la desigualdad económica en México

De igual manera, la corrupción ha permitido que los efectos de la apertura económica que ha vivido México gracias a las políticas neoliberales, no se reflejan en todos los sectores de la población, debido a que a causa de la corrupción y sus variantes las autoridades de todos los niveles de gobierno aplican las leyes federales y estatales en favor de las grandes empresas o de cacicazgos locales, lo cual hace muy difícil que pequeñas y medianas empresas compitan en igualdad de condiciones con las grandes empresas, o que nuevas empresas compitan con empresas propiedad de caciques locales, lo que limita la movilidad social de la mayoría de los mexicanos, al mismo tiempo en que la falta de competencia encarece los precios de muchos productos y servicios, así como a los sueldos de los trabajadores de dichas empresas al convertir el mercado laboral mexicano en un monopsonio (cuando pocas empresas controlan la demanda en un mercado) debido a que muy pocas empresas concentran la mayoría de las ofertas de trabajo.

 Te recomiendo leer Factores que afectaran el crecimiento económico de México en la segunda mitad de 2020 según el Banco de México

Conclusión

En conclusión, no cabe duda que el nuevo régimen al que representa el presidente López Obrador, está tratando de crear el mito del neoliberalismo como causa de todos los males de nuestro país, por eso es importante el analizar tanto el discurso como los hechos, ya que si bien el modelo neoliberal tiene sus fallas y estas han incrementado considerablemente la desigualdad en México, este no es la causa de los problemas que enumera el presidente, los cuales más bien son creados o maximizados gracias a la corrupción sistematizada que existe en el gobierno mexicano, y si bien los gobiernos del periodo neoliberal fueron igual o más corruptos que el resto de los gobiernos que ha tenido nuestro país en el transcurso de su historia, dicha corrupción no es producto del modelo económico, sino de la configuración estructural tanto del gobierno mexicano como de nuestra sociedad, que es altamente tolerante a actos de corrupción.

Y también hay que hacer hincapié, que a pesar que la principal promesa de campaña del presidente López Obrador, fue el acabar con la corrupción del gobierno mexicano, este no ha hecho gran cosa más allá de su discurso, tanto para combatirla como para erradicarla del gobierno, pues no solo se mantienen las mismas estructuras anteriores, sino que las instituciones encargadas de combatir y prevenir la corrupción han visto reducidos sus presupuestos y por tanto su capacidad de acción, además de que prácticas cuestionables de gobiernos anteriores como las licitaciones directas, y la discrecionalidad en el gasto público, no solo se mantienen sino que se han incrementado en este gobierno

 Te recomiendo leer ¿Por qué no hay manera de generar crecimiento económico en México, sin la participación del sector privado?


Comentarios

Entradas más populares de este blog

¿Que quiere hacer realmente la 4T con las Afores?

Otra vez, otro tema de interés nacional se une a la polarización, detonado por un comentario hecho por el presidente en una de sus mañaneras, el cual ha sido interpretado en formas completamente opuestas, por un lado los medios propagandísticos de la 4T en las redes sociales, gritan a los cuatro vientos que el presidente López Obrador quiere nacionalizar las Afores, y quitárselas a las empresas privadas, mientras que la oposición responde diciendo que la única intención del presidente es usar el dinero de las afores para financiar sus planes de gobierno, que ahora sufren de falta de presupuesto, debido a la pandemia del coronavirus y la crisis económica que está provocando. Por lo que solo nos queda preguntarnos ¿qué está pasando realmente en este tema? y ¿qué quiere hacer realmente el gobierno?Te recomiendo leer Puede el gobierno de México usar el dinero de las Afores¿Por qué estamos hablando de Afores en medio de la pandemia?Este es uno más de los temas de importancia nacional que s…

La COPARMEX quiere rescatar a las empresas, AMLO quiere rescatar a los más pobres, pero nadie rescatara a los trabajadores.

La manera en que el gobierno del presidente López Obrador ataque ambas crisis la sanitaria y la económica provocadas por el Coronavirus, se está perfilando como la manera en que su gobierno será juzgado en la historia de nuestro país, pero por lo pronto los distintos frentes políticos están aprovechando esta época de incertidumbre y de toma de decisiones difíciles, tanto para criticar al gobierno federal, como para presentar propuestas serias sobre cómo deben afrontarse tanto la crisis sanitaria como la crisis económica. En lo que respecta a la coyuntura de la crisis económica, contrasta la visión del presidente que plantea que la solución es hacer llegar los apoyos económicos de los programas sociales del gobierno federal a los mexicanos más pobres, y la propuesta de la oposición liderada por la COPARMEX que piden se rescate a las empresas del país para proteger los empleos de los trabajadores mexicanos, quienes quedan una vez más en medio del fuego cruzado, ya que según el debate na…

¿Por qué México no tiene la capacidad de costear un plan de rescate económico?

Mientras nos acercamos al pico de la pandemia del Coronavirus, y los efectos de la crisis económica causada por la cuarentena, crecen día a día, la presión hacia el presidente López Obrador y su gobierno se incrementan, para que este haga algo para evitar que más personas caigan en condiciones de pobreza, debido a la masiva pérdida de empleos causada por la cuarentena. Pero independientemente de la cerrada negativa del presidente de ver más allá de sus programas sociales, como solución a la crisis, y a su ya conocida aversión a la deuda pública ¿puede México costear un programa de estímulos económicos?, tal y como lo están haciendo casi todos los países del mundo en sus respectivas proporciones.La cuarentena generalizada, que se tuvo que imponer para contrarrestar los efectos de la pandemia del coronavirus, ha causado una crisis de demanda agregada en la economía mexicana, que ya le a costado el ingreso a 12 millones de mexicanos, por esta razón la solución para este tipo de crisis ec…