Ir al contenido principal

Riesgos que enfrentara la economía mexicana debido a la crisis del coronavirus y las 3 proyecciones económicas de Banco de México


El Banco de México presento su informe del primer trimestre de 2020, en el cual expone los efectos que la crisis económica provocada por el coronavirus, a causado en México, y presenta 3 posibles escenarios sobre somo podría comportarse la economía mexicana durante lo que resta de 2020 y 2021.

Efectos del coronavirus en la economía internacional


La pandemia de COVID–19 ha afectado considerablemente a la actividad económica mundial. Ello ha dado lugar a revisiones sin precedente de las expectativas económicas, las cuales incorporan una fuerte contracción de la actividad productiva en 2020. Esto a su vez ha propiciado una marcada disminución en los precios de las materias primas, especialmente del petróleo, cuyos precios, ante la expectativa de una menor demanda y la falta de capacidad de almacenamiento, han mostrado reducciones importantes, ello a pesar del acuerdo alcanzado entre productores de disminuir la oferta. La caída en los precios de la energía y la menor demanda como resultado de la pandemia ha resultado en una disminución de la inflación general en la mayoría de las economías, en algunos casos manteniéndose por debajo de los objetivos de sus respectivos bancos centrales.


Todo lo anterior ha llevado a diversos bancos centrales a reducir significativamente sus tasas de interés y a implementar otras medidas extraordinarias para promover el buen funcionamiento de sus sistemas financieros. Asimismo, diversos países han instrumentado medidas de estímulo fiscal para atenuar los efectos adversos en el empleo y en los ingresos de hogares y empresas. Asimismo, los efectos de la pandemia han conducido a un deterioro importante en las condiciones financieras globales, provocando una recomposición de los portafolios de los inversionistas hacia activos de menor riesgo y la mayor contracción de que se tenga registro en la tenencia de activos de economías emergentes, especialmente en instrumentos de renta fija. Las acciones adoptadas por las economías avanzadas para proveer liquidez y restablecer el financiamiento han contribuido para que los mercados financieros internacionales exhiban un comportamiento más estable. No obstante, las condiciones financieras globales seguirán sujetas a las perspectivas sobre los efectos de la pandemia.

Te recomiendo leer ¿Por qué no hay manera de generar crecimientoeconómico en México, sin la participación del sector privado?

Los efectos del Covid–19 en México

Si bien desde inicios de 2020, y previo a la propagación de COVID–19, la actividad económica mantenía el estancamiento observado por varios trimestres, en marzo la producción resintió la marcada debilidad de la economía global y disrupción en las cadenas globales de valor, así como las medidas adoptadas para contener la propagación interna de la pandemia, lo que se reflejó en una importante caída del producto en el primer trimestre del año. Además, se espera que dichas afectaciones sean de mayor magnitud en el segundo trimestre, y que ello se refleje en una importante contracción de los principales componentes de la demanda agregada, dando lugar a fuertes disminuciones en el empleo.


Esta compleja coyuntura, a su vez, ha conducido a que la economía nacional enfrente la combinación de distintos choques simultáneos y de magnitud considerable, ocasionados por la pandemia de COVID–19 y las acciones adoptadas para evitar su propagación. En general, es posible distinguir tres principales factores que afectan a la economía mexicana:

1.- Choque de oferta.

Las medidas para contener la propagación del virus, tales como los paros en la producción manufacturera y en diversos servicios, entre otras, han dado lugar a una reducción de la oferta. En efecto, estos eventos han puesto en riesgo el funcionamiento de las cadenas globales de valor y la provisión de insumos para la producción nacional.

2.- Choque de demanda.

La propagación de la pandemia a nivel internacional ha conducido a que la economía mexicana enfrente una menor demanda externa. Asimismo, las medidas de distanciamiento social implementadas en el país, el temor de contagio de la población y los menores ingresos de empresas y hogares están conduciendo a una contracción de la demanda interna.

3.- Choque financiero.

Ante un incremento considerable en la aversión al riesgo en los mercados financieros internacionales y la caída en los precios del petróleo, la economía mexicana ha enfrentado un choque financiero que propició una importante restricción de financiamiento externo y flujos de salida de capital, aumentos importantes en las tasas de interés y en las primas de riesgo, así como una depreciación significativa del peso.

Profundizando en los efectos del choque financiero sobre los mercados nacionales, a finales de febrero de 2020 el mercado cambiario experimentó un deterioro en sus condiciones de operación y un incremento considerable en su volatilidad. Así, la cotización del peso mexicano registró una considerable depreciación con respecto al dólar estadounidense. Por su parte, las tasas de interés a lo largo de la curva de rendimientos en México y las primas de riesgo aumentaron significativamente.

No obstante, en las últimas semanas se ha observado un mejor desempeño de los mercados financieros nacionales, que registraron menores tasas de interés de valores gubernamentales en todos sus plazos, a la vez que el tipo de cambio cotizó en un rango más acotado. Si bien se ha apreciado una ligera mejoría en los mercados financieros nacionales, persisten importantes riesgos para su desempeño. Además, tres agencias redujeron las calificaciones crediticias de la deuda soberana y de Pemex, y dos de ellas ubicaron a esta última por debajo de grado de inversión.

Te recomiendo leer Medidas para la creación de empleos

Efectos del Coronavirus en la inflación y la política monetaria de México

Entre los principales efectos de la pandemia sobre la inflación, destaca que los precios de los energéticos disminuyeron de manera importante en marzo y exhibieron un descenso incluso mayor en abril, como consecuencia de la notoria caída en las referencias internacionales. Ello ha ejercido una significativa presión a la baja en la inflación no subyacente, si bien más recientemente las referencias internacionales de los energéticos han repuntado, revirtiendo parte de la baja anterior. Además, las medidas de distanciamiento social y de menor movilidad han ocasionado una reducción en algunos de los precios de los servicios. No obstante, ello se ha visto contrarrestado por presiones sobre los precios de ciertos bienes, como alimentos, medicamentos y productos para el hogar, que pudieron haber incrementado su demanda como consecuencia de la crisis sanitaria o que pudieran estar experimentando choques de oferta. De este modo, después de que la inflación subyacente mostrara una ligera reducción a lo largo del año, en la primera quincena de mayo se elevó a 3.76%, en tanto que la inflación general se situó en 2.83% en la misma quincena.

Con respecto a las decisiones de política monetaria, en la reunión de febrero de 2020, el Banco de México redujo la tasa de referencia en 25 puntos base hasta un nivel de 7.0%. Lo anterior considerando los niveles alcanzados por la inflación general, las perspectivas para esta en el horizonte en que opera la política monetaria, la mayor amplitud de las condiciones de holgura de la economía y el comportamiento de las curvas de rendimiento externas e internas. Posteriormente, tomando en cuenta los riesgos mencionados para la inflación, la actividad económica y los mercados financieros derivados de la pandemia de COVID–19, que plantean retos importantes para la política monetaria y la economía en general, la Junta de Gobierno adelantó del 26 al 20 de marzo su decisión de política monetaria. Aunado a lo anterior, tomó una decisión extraordinaria de política monetaria el 21 de abril. En ambas ocasiones disminuyó en 50 puntos base la tasa de referencia. Posteriormente, ante las afectaciones previstas derivadas de la pandemia para la inflación, la actividad productiva y los mercados financieros, y considerando el espacio que en balance estas otorgan a la política monetaria, en la decisión del 14 de mayo la Junta de Gobierno nuevamente redujo en 50 puntos base la tasa de referencia. Así, el objetivo para la Tasa Interbancaria a un día se ubica actualmente en 5.5%.

Te recomiendo leer ¿Por qué la deuda pública no necesariamente es mala? y¿Por qué? el presidente López Obrador Busca evitarla a como dé lugar

¿Cómo será el crecimiento de la economía mexicana en el corto y mediano plazo?

El hecho de que la evolución de la pandemia aún está en proceso tanto a nivel global como nacional genera un alto grado de incertidumbre para cualquier proyección de la actividad económica de México. En particular, aún es incierta la duración y profundidad de la pandemia, tanto en México, como en otros países. Ello, a su vez, implica incertidumbre sobre la duración y severidad de las medidas de contención y de distanciamiento social que será necesario adoptar y mantener. Además, incluso ante el eventual relajamiento o levantamiento de muchas de las medidas de contención, existen riesgos de brotes adicionales y se desconoce cuándo podría haber un tratamiento efectivo o vacuna disponible.

Todo lo anterior incide en los tiempos y el ritmo en los que podría esperarse una recuperación y normalización de la actividad económica nacional, misma que, además, estará influida por el ritmo de recuperación de otras economías. Ante esta incertidumbre, se considera que un escenario central de pronósticos de actividad económica de México como el que usualmente el Banco de México da a conocer en sus Informes trimestrales podría sugerir un nivel de precisión mayor al que el entorno actual o la información disponible permite alcanzar.

Además, dado que la afectación económica responde a la dinámica de la pandemia, no se cuenta con elementos que permitan hacer un pronóstico probabilístico como los que usualmente se presentan. En este sentido, construir diversos escenarios sobre el posible comportamiento de la actividad productiva, basados en diferentes supuestos acerca de la profundidad y duración de las consecuencias de la pandemia, podría dar una mejor perspectiva del PIB en 2020 y 2021, partiendo del punto intermedio de las previsiones para 2020 de entre 0.5 y 1.5% para el crecimiento económico esperadas, previas a la emergencia sanitaria, y considerando la información adicional sobre el desempeño de la economía, los escenarios sugieren las siguientes tasas de variación del PIB en 2020 y 2021:

 

Escenario de afectación tipo V, los daños económicos provocados tanto por la debilidad de la demanda externa causada por la pandemia, como por una menor producción de diversos sectores de actividad en cumplimiento de las medidas de distanciamiento social– se concentran en el primer semestre del año. Posteriormente, se supone una recuperación relativamente rápida de la actividad económica, que persiste a principios de 2021, normalizándose el ritmo de crecimiento de la actividad en el resto del horizonte. Ello resultaría en una contracción del PIB de -4.6% en 2020 y una expansión de 4% en 2021.

Escenario tipo V profunda, las afectaciones a la actividad económica son más intensas y se extienden al tercer trimestre del año, para luego presentar una reactivación hacia el cierre del año y durante 2021. Bajo los supuestos de este escenario, descrito en el Recuadro 2, ello daría lugar a una caída del PIB de -8.8% en 2020 y un crecimiento de 4.1% en 2021.

Escenario de afectación tipo U profunda, la debilidad de la actividad económica causada por el choque en el primer semestre de 2020 se extiende durante el resto del año, seguido de una recuperación lenta durante 2021. Ello ocasionaría un retroceso del PIB de -8.3% en 2020 y una disminución adicional de -0.5% en 2021.

Nótese que la diferencia máxima entre escenarios es de más de 4 puntos porcentuales tanto en 2020, como en 2021. Ello representa la profunda incertidumbre a la que está sujeta la economía y las diferentes trayectorias que podría presentar el PIB. Conforme se vaya disponiendo de mayor información sobre la dinámica de la propia pandemia y sus afectaciones a la actividad económica se podrá determinar qué tipo de escenario es el que se estará materializando.

Te recomiendo leer Como se creó la crisis económica del coronavirus enMéxico


Comentarios

Entradas más populares de este blog

¿Que quiere hacer realmente la 4T con las Afores?

Otra vez, otro tema de interés nacional se une a la polarización, detonado por un comentario hecho por el presidente en una de sus mañaneras, el cual ha sido interpretado en formas completamente opuestas, por un lado los medios propagandísticos de la 4T en las redes sociales, gritan a los cuatro vientos que el presidente López Obrador quiere nacionalizar las Afores, y quitárselas a las empresas privadas, mientras que la oposición responde diciendo que la única intención del presidente es usar el dinero de las afores para financiar sus planes de gobierno, que ahora sufren de falta de presupuesto, debido a la pandemia del coronavirus y la crisis económica que está provocando. Por lo que solo nos queda preguntarnos ¿qué está pasando realmente en este tema? y ¿qué quiere hacer realmente el gobierno?Te recomiendo leer Puede el gobierno de México usar el dinero de las Afores¿Por qué estamos hablando de Afores en medio de la pandemia?Este es uno más de los temas de importancia nacional que s…

La COPARMEX quiere rescatar a las empresas, AMLO quiere rescatar a los más pobres, pero nadie rescatara a los trabajadores.

La manera en que el gobierno del presidente López Obrador ataque ambas crisis la sanitaria y la económica provocadas por el Coronavirus, se está perfilando como la manera en que su gobierno será juzgado en la historia de nuestro país, pero por lo pronto los distintos frentes políticos están aprovechando esta época de incertidumbre y de toma de decisiones difíciles, tanto para criticar al gobierno federal, como para presentar propuestas serias sobre cómo deben afrontarse tanto la crisis sanitaria como la crisis económica. En lo que respecta a la coyuntura de la crisis económica, contrasta la visión del presidente que plantea que la solución es hacer llegar los apoyos económicos de los programas sociales del gobierno federal a los mexicanos más pobres, y la propuesta de la oposición liderada por la COPARMEX que piden se rescate a las empresas del país para proteger los empleos de los trabajadores mexicanos, quienes quedan una vez más en medio del fuego cruzado, ya que según el debate na…

¿Por qué México no tiene la capacidad de costear un plan de rescate económico?

Mientras nos acercamos al pico de la pandemia del Coronavirus, y los efectos de la crisis económica causada por la cuarentena, crecen día a día, la presión hacia el presidente López Obrador y su gobierno se incrementan, para que este haga algo para evitar que más personas caigan en condiciones de pobreza, debido a la masiva pérdida de empleos causada por la cuarentena. Pero independientemente de la cerrada negativa del presidente de ver más allá de sus programas sociales, como solución a la crisis, y a su ya conocida aversión a la deuda pública ¿puede México costear un programa de estímulos económicos?, tal y como lo están haciendo casi todos los países del mundo en sus respectivas proporciones.La cuarentena generalizada, que se tuvo que imponer para contrarrestar los efectos de la pandemia del coronavirus, ha causado una crisis de demanda agregada en la economía mexicana, que ya le a costado el ingreso a 12 millones de mexicanos, por esta razón la solución para este tipo de crisis ec…