¿Qué es el border adjustment tax? Y por qué México es parte de su discusion

El pasado 26 de enero el vocero de la casa blanca comento en una entrevista que una de las formas en que México pagaría por la construcción del muro seria mediante la imposición de un impuesto del 20% a las importaciones mexicanas, esta fue la primera vez que escuchamos sobre el llamado Border adjustment tax (impuesto de ajuste fronterizo) y desde entonces el único enfoque de la prensa mexicana al respecto ha sido el intento de gravar las importaciones mexicanas
La realidad es que el mencionado Border Adjustment Tax forma parte de la reforma fiscal propuesta por el partido republicano y su intención no es gravar solo las importaciones provenientes de México sino las de cualquier país del mundo.

¿Que es?

La verdadera intención de esta reforma fiscal es la de reducir el impuesto corporativo (corporate tax) el cual es un impuesto similar al ISR, actualmente las empresas estadounidenses pagan una tasa del 35% por este impuesto y la intención es reducirlo al 20%, como es de esperarse el gobierno estadounidense recibirá menos ingresos debido a la reducción de este impuesto por lo que tendrán que compensar sus ingresos de otra parte, es aquí donde aparece el Border Adjustment tax.
El nombre oficial de este impuesto recibe es destination based cash flow tax (Impuesto basado en el destino de flujos de capital) el cual reemplazara por completo al impuesto corporativo y gravara a las empresas dependiendo a donde vendan sus mercancías, por ejemplo con el impuesto actual las empresas pagan un 35% por las utilidades obtenidas por la venta de sus productos sin importar si esta se realiza en los Estados Unidos o en el extranjero, mientras que el nuevo impuesto gravara solo las utilidades obtenidas por la venta de productos  dentro de los Estados Unidos.

Esto significa significa que no es un gravamen directo a las importaciones pero si  les agrega un costo indirecto, debido a que dentro de este esquema las empresas ya no podrán deducir los costos provenientes de importaciones, mientras que si  es un estímulo a las exportaciones ya que estas quedan exentas de impuestos.

¿Cómo afectara a los consumidores estadounidenses?

La premisa de los impulsores de este impuesto es el hecho de que no afectara a los consumidores estadounidenses, debido a que presentan un modelo económico según el cual el incremento de inversiones que generara este impuesto creara un incremento en la demanda de dólares lo que fortalecerá al dólar contra otras monedas y consecuentemente abaratara las importaciones lo cual contrarrestara los efectos de este nuevo impuesto en el costo de los productos importados por las empresas estadounidenses. 
Pero esta premisa tiene tres problemas:
  1. Para que se genere un incremento en inversiones y estas afecten el tipo de cambio se requiere de un periodo de ajuste durante el cual las empresas se verán obligadas a trasladar este costo a los consumidores, y la iniciativa ni siquiera presenta una proyección del tiempo que requerirá este ajuste el cual podría durar años. 
  2. No contempla la respuesta del resto del mundo a este impuesto, la cual podría incluir políticas de control del tipo de cambio lo cual restaría los efectos esperados en el costo de los productos importados. 
  3. Si este modelo funciona a la perfección, el fortalecimiento del dólar afectara a las exportaciones estadounidenses debido a que las volverá más caras y de la misma manera en que este modelo contrarrestaría el costo a las importaciones también contrarrestaría la ventaja competitiva a las exportaciones.

¿Pero por qué México?

Como podemos ver este es un impuesto que afectara tanto las exportaciones de México como las del resto del mundo, pero México ha sido parte central del discurso de Trump primero como una fuente de financiamiento para el muro y más recientemente como un intento por reducir el déficit comercial de Estados Unidos.

Mientras tal como se mencionó anteriormente en este post el verdadero propósito de este impuesto es reducir la tasa de impuestos que pagaran las empresas y la implementación de este nuevo impuesto incrementara el costo de muchos productos en Estados Unidos durante sus primeros meses o años de implementación y este incremento conllevara un costo político, el cual desde un principio se está intentando mitigar posicionando a México como el villano que se aprovecha de estados unidos a través del comercio, con el objetivo de distraer al estadounidense promedio de los efectos causados por este impuesto.

Y por ultimo, no debemos dudar ni por un segundo que cuando el pueblo estadounidense se manifieste por los efectos del alza generalizada de precios causada por este impuesto, México volverá a aparecer como el villano y culpable de esta situación 



No hay comentarios:

Si tienes algún comentario sobre este tema, o tienes alguna duda puedes escribirlo aquí.

Con la tecnología de Blogger.