¿Por qué el reducir aranceles puede incentivar la economía?


Dentro del discurso donde dio a conocer el decreto de competitividad y reducción arancelaria de la zona económica fronteriza se menciono que esta medida repercutirá de forma positiva a la economía de la frontera ya que resultara más barato el importar 200 productos cuyo arancel fue reducido a 0, pero desde el punto de vista de quienes no viven en la frontera esta medida no tiene sentido alguno y de acuerdo a ese mismo punto de vista esta medida dañaría la economía del país, lo que hace que nos preguntemos ¿Cuáles son las razones por las que el presidente autorizo este decreto? El cual puede resultar impopular en el centro y sur del país, pero que es aplaudido por quienes vivimos en la frontera.

¿Por qué va en contra de lo que creemos?
Durante muchos años México aposto su crecimiento económico a un programa llamado modelo de sustitución de importaciones, el cual consistía en cerrar las fronteras con fuertes aranceles a productos extranjeros para que resultaran más caros y la industria nacional tuviera más oportunidad de competir, en un principio este programa genero los resultados esperados, al crear empleos producto del crecimiento de la industria nacional, pero con el paso del tiempo las consecuencias de este programa fueron la perdida del incentivo para que la industria Mexicana fuera competitiva, el incremento del precio de los productos, así como la reducción de su calidad. 

Pero aun hoy en día en un mundo completamente globalizado donde tiene más valor el concepto de la competitividad prácticamente todos los países del mundo implementan medidas proteccionistas durante periodos de crisis para proteger sus exportaciones,  y es en medio de este contexto en el cual en México se decide hacer lo contrario, al quitar el arancel a 200 productos.

¿Por qué es necesaria la reducción de aranceles en la frontera norte?
En la frontera norte de México existe una zona económica conocida como franja fronteriza, que comprende la totalidad de los estados de Baja California y Baja California Sur, así como los municipios fronterizos del resto de los estados que tienen frontera, la característica principal de esta franja fronteriza es que se pagan menos impuestos IVA del 11% y existen extensiones arancelarias para importar ciertos productos solo al interior de esta zona siendo los casos más conocidos los automóviles y artículos electrónicos.

Además del contexto fiscal, la franja fronteriza presenta ciertas características peculiares que le diferencian del resto del país como consecuencia de su interacción con los Estados Unidos. En esta zona del país aproximadamente la mitad de la población tiene visa para cruzar a Estados Unidos y las relaciones comerciales son mucho más estrechas con Estados Unidos que con el resto del país, ya que la mayoría de los empleos de esta zona giran en torno a las exportaciones y al turismo fronterizo, por lo que forma parte de la vida diaria de sus habitantes el cruzar a comprar artículos que resultan más baratos en Estados Unidos, como consecuencia de ello los Mexicanos gastamos aproximadamente 40 mil millones de dólares al año en Estados Unidos y según el colegio de la frontera norte solo los habitantes de Baja California gastamos 6 mil millones de dólares al año en Estados Unidos.

Por lo que conociendo estos datos es fácil explicar porque una ciudad como Mexicali no cuenta con la misma proporción de establecimientos comerciales que otras ciudades de su mismo tamaño en otras zonas del país, simple y sencillamente porque su mercado natural no consume en la localidad como consecuencia de que en una gran cantidad de productos los comerciantes locales no pueden competir en precios, cayendo en el absurdo en el cual productos como televisiones que se producen en la localidad o en el estado cueste más barato adquirirlas en Estados Unidos.

Según lo dicho por las mismas autoridades estatales mientras gestionaban la reducción de aranceles el cambiar los hábitos de consumo de los habitantes de la región no va a ser fácil porque el precio no es el único factor por el cual una persona decide adquirir un producto en Estados Unidos, pero si se logra retener por lo menos un 20% del consumo que se fuga se puede incrementar el PIB estatal hasta en 2 puntos porcentuales debido al incremento de las ventas del comercio local y al sucesivo incremento en la necesidad de trabajadores que traería consigo este incremento de la demanda.

¿Resuelve esta medida los problemas económicos de la frontera?
NO. La reducción de aranceles no es una solución mágica que va a resolver la situación económica de la frontera, pero si la va a fortalecer al incrementar la demanda interna de la región, al retener parte del consumo local que se fuga a Estados Unidos, y que genera empleos e impuestos de aquel lado de la frontera.

Además este decreto el cual es un paso gigantesco para resolver el problema del mercado interno de la frontera,no incluye muchos productos que son de alta demanda y que suelen consumirse en Estados Unidos como ropa, por lo que parte de esa fuga de consumo seguirá existiendo.

Por último el obstáculo que representan los aranceles a la competitividad del comercio local no es el único problema económico de la frontera, ya que al ser esta zona del país la que tiene más integrada su economía con los Estados Unidos, la crisis de 2008 afecto de manera directa y en mayor proporción a la economía local, y sumándole a este hecho los efectos negativos de la inseguridad a la competitividad de la región no es de sorprender que los estados con más problemas de desempleo en estos momentos estén en la frontera norte, por lo que los efectos de este decreto no solucionaran los problemas económicos de la región pero si representaran un gran estimulo para la economía de la zona fronteriza.

1 comentario:

Si tienes algún comentario sobre este tema, o tienes alguna duda puedes escribirlo aquí.

Con la tecnología de Blogger.