Ir al contenido principal

¿Por qué los mercados bursátiles no representan a la economía real?

El mundo se encuentra sumido en una de las peores crisis económicas desde que se tiene registro debido a la pandemia del covid-19, la cual ha provocado que la población general se haya confinado en sus hogares, reduciendo drásticamente su gasto, por lo cual miles de empresas sufren financieramente y millones de personas han perdido sus empleos, pero las bolsas de valores se encuentran al alza. Si bien los mercados bursátiles sufrieron fuertes caídas, cuando las economías alrededor del mundo comenzaron a cerrarse debido a la cuarentena, pero en los últimos meses han hilado una racha de ganancias que suman 43% de valorización entre abril y junio, lo que ha provocado que algunos índices bursátiles ya presentan ganancias, en relación a las condiciones anteriores a la pandemia. Pero ¿cómo es esto posible?, ¿no se suponía, que las acciones bursátiles son afectadas por la economía real? y si la economía del mundo está detenida ¿por qué las acciones de la mayoría de las empresas que cotizan en bolsa, hoy valen más que antes?

Los mercados bursátiles, representan una apuesta o el sentimiento de quien invierte

Vivimos tiempos interesantes en la economía mundial, los mercados de capital especialmente los principales índices de las bolsas de valores, como el Dow Jones industrial, El S&P 500 y el índice Nasdaq, han estado alcanzando máximos históricos, lo que expone el hecho de que los mercados de valores no son una representación directa de la economía real. Los mercados bursátiles son mercados en donde las acciones, un tipo de inversiones que representan la propiedad de una proporción de una empresa, son intercambiadas. y según un dicho popular entre los participantes del sector financiero, el mercado de valores es donde la gente va a hacer apuestas sobre lo que creen que va a suceder en la economía. Analogía que la pandemia ha hecho más real que nunca, ya que parte del repunte de los mercados bursátiles que está sucediendo durante la pandemia del coronavirus, es resultado de dinero inyectado a los mercados por personas que usualmente solían apostar en deportes, y han sustituido ese pasatiempo por inversiones en acciones bursátiles, lo cual es una de las explicaciones del extraño comportamiento de los mercados de valores.

Siguiendo la variación de cada uno de los índices bursátiles podemos observar que los mercados de valores responden al sentimiento y a la forma de pensar de las personas que invierten en ellos, cuyo sentimiento ante la situación económica en general, o hacia las acciones de una empresa en particular pueden ser optimistas o pesimistas, o simplemente solo siguen una moda o una tendencia. Cuántas veces al día no observamos publicidad o comentarios en la radio o la televisión que nos dicen que debemos invertir en acciones de empresas como Apple, Netflix, Amazon, Google, FedEx, o alguna otra empresa de moda o que su actividad sea visiblemente favorecida por la coyuntura actual.

 Te recomiendo leer Los únicos ganadores de la crisis del coronavirus serán las grandes empresas

Las bolsas de valores representan solo a una parte de las empresas

Las bolsas de valores son lugares en donde se comercian acciones, como la bolsa de valores de Nueva York, las cuales a su vez tienen índices bursátiles como El Dow Jones y el S&P 500, los cuales son listas cerradas de compañías que representan porciones particulares de esos mercados. Ahora observemos a la economía real la cual es la suma de todos los bienes y servicios que producimos y quienes producen y consumen esos productos y servicios que hacen la economía, somos todos nosotros, los ciudadanos que vivimos dentro del área a la cual la economía representa como un país, un estado o una ciudad. 

Por esta razón la economía es tan compleja, pues es el resultado de la suma de los comportamientos de todas las personas que vivimos en un determinado lugar, mientras que los mercados bursátiles, representan únicamente una pequeña proporción de las empresas que interactúan en una economía, que en el caso de países desarrollados como Estados Unidos, representa a la mayoría de las empresas grandes del país, mientras que en países en desarrollo como México el número de empresas que cotizan en bolsa es muy pequeño y por lo tanto muy poco representativo de la actividad económica total.

 Te recomiendo leer ¿Por qué el acabar con la cuarentena, no es suficiente para salir de la crisis económica?

Las bolsas de Valores son influenciadas por un pequeño grupo de inversores

La cruda realidad es que, en la bolsa de valores de Estados Unidos, el 10% de los estadounidenses más ricos poseen el 84% del total de las acciones que se comercian en las bolsas de valores de dicho país, a pesar de que aproximadamente la mitad de los ciudadanos estadounidenses poseen algún tipo de acciones. Esto significa que los mercados de valores y los precios de las acciones, pueden ser desproporcionadamente influenciados por un grupo pequeño de la población, debido a que las decisiones y estrategias de inversión que toma este pequeño segmento de la población, dicta el comportamiento de determinadas acciones, debido a decisiones de invertir o no en ellas, y de esta manera las tendencias tanto a la alza como a la baja, de las bolsas de valores obedecen a la influencia de un pequeño grupo de personas, las cuales no representan a la población general y su comportamiento, y por consecuencia en ocasiones el comportamiento de una economía no coincide con el de las bolsas de valores.

La economía mira al pasado, pero los mercados miran al futuro

Una vez entendido, que las bolsas de valores del mundo, son influenciadas por un pequeño grupo de inversionistas, es momento de definir como estos toman sus decisiones de inversión, y estas decisiones se basan en predicciones sobre lo que ocurrirá en el corto, mediano, y largo plazo. Por lo tanto, la mayoría de las noticias relacionadas con la pandemia, ya son noticias viejas, las cuales impactaron a los mercados en marzo cuando comenzó a volverse una realidad la cuarentena generalizada prácticamente en todos los países del mundo, pero hoy las noticias que impactan a los mercados nos hablan de reapertura de regiones enteras para la actividad económica, posibles vacunas para el virus, nuevos tratamientos para la enfermedad etc.

En pocas palabras estamos tan hundidos en la pandemia que las malas noticias son consecuencias lógicas de la crisis sanitaria y económica que estamos viviendo, y a las cuales los mercados reaccionaron en marzo, y hoy los mercados reaccionan a pronósticos sobre lo que sucederá en los próximos meses y dichos pronósticos en general son más positivos que nuestra realidad actual, ya que simplemente estamos en un punto tan negativo en la historia de la humanidad que hace muy difícil que el futuro pueda ser peor.

Mientras que las estadísticas económicas que se publican en los medios, son una representación del pasado, ya que literalmente los indicadores económicos miden algo en particular que ocurre en un determinado periodo de tiempo, y los indicadores que se están haciendo públicos en estos momentos, tienen un desfase de entre uno y tres meses en la mayoría de los casos, debido a que la información debe ser procesada antes de publicarse.

Entonces los mercado de valores no son una representación de la economía actual, pero estos continuamente la observan y en base con la interpretación de indicadores económicos como; tasas de desempleo, precios de commodities, confianza del consumidor, tipo de cambio y factores de riesgo como; políticas públicas, reformas fiscales, ambiente político, creación de nuevas leyes, etc. los inversores y corredores bursátiles hacen predicciones, en las cuales basan sus decisiones de compraventa de acciones, las cuales determinan el comportamiento general de las bolsas de valores.

 Te recomiendo leer El dilema de la reapertura de la actividad económica, en medio de la pandemia del Coronavirus

Los efectos de las bajas tasas de interés

A finales de 2019 y principios de 2020, la reducción de tasas de interés a valores negativos en varios países, y la reducción a casi cero en muchos otros fueron noticias que acapararon los encabezados de las noticias económicas, y los efectos de tasas de interés tan bajas, se están reflejando en estos momentos en los mercados bursátiles, pues los grandes inversionistas quienes diversifican su capital en portafolios de inversión, integrados por inversiones seguras e inversiones de riesgo. Siendo los bonos gubernamentales las inversiones más seguras que existen y las tasas de interés de estos bonos gubernamentales son a las que se refieren los medios de comunicación cuando nos hablan de que el banco central subió o bajó las tasas de interés, por lo tanto, los grandes inversionistas poseen altos porcentajes de estos bonos,  

Pero como consecuencia de las bajas tasas o incluso negativas en algunos casos, los grandes inversionistas, esos que poseen el 84% de las acciones totales, han estado vendiendo estos bonos gubernamentales y están comprando acciones en su lugar, debido a que el rendimiento de estos bonos una vez descontada la inflación es negativa, por lo que el factor riesgo de las acciones bursátiles se reduce. Y la inyección de capital a los mercados bursátiles que representa este cambio de estrategia de inversión, es uno de los principales factores que explican este periodo alcista de los mercados, en un periodo tan adverso de la economía real. 

 Te recomiendo leer ¿Por qué El Banco de México no reduce la tasa de interés?

La desigualdad económica

Otra manera en que la que los mercados de valores y la economía están desincronizados es la desigualdad económica, ya que como se mencionó anteriormente el 10% de los más ricos poseen el 84% de las acciones totales, y en las últimas décadas estas acciones han tenido ganancias considerables, al mismo tiempo en que los sueldos promedio de los trabajadores se han estancado, debido a que han crecido solamente marginalmente en comparación con los incrementos de las ganancias de los mercados de capitales. 

Problema que en general es ocasionado por los consejos de administración de las empresas que cotizan en bolsa de valores, quienes continuamente implementan estrategias de reducción de costos con la intención de incrementar sus utilidades, y de esta manera incrementar la confianza de los mercados en las acciones de dichas empresas, y por lo tanto incrementar el valor de sus acciones. Y la mayoría de estos programas de reducción de costos están relacionados con reducción de salarios, prestaciones, bonificaciones, despidos, esquemas de contratación más baratos etc. los cuales influyen directamente en los ingresos reales de los trabajadores, y por lo tanto son la principal causa del estancamiento de los salarios promedio en las últimas décadas.

Todo esto significa que pueden existir ganancias económicas en los mercados bursátiles, que no se reflejan en el ciudadano promedio, e incluso esas ganancias pueden ocurrir a costas de la reducción del ingreso de los trabajadores, y por lo tanto de la mayoría de los ciudadanos que forman parte de una economía. Pero a diferencia de las ganancias en los mercados bursátiles, las cuales no necesariamente se ven reflejadas en la economía real, las pérdidas si afectan directamente a la economía general y a su población, debido a que las malas noticias económicas contagian a las bolsas de valores y éstas repercuten de vuelta en la economía real, cuando las caídas en el precio de las acciones impulsan a los consejos de administración de dichas empresas a tomar medidas reactivas, como despido de trabajadores, cancelación de algún contrato o inversión, entre otras medidas, las cuales influyen de forma negativa en la economía real.

 Te recomiendo leer Existe la manera de salvar vidas sin matar la economía


Comentarios

Entradas más populares de este blog

Los efectos de la revolución Mexicana en el México Actual

A tan solo unos días de que se conmemore el centenario del inicio de la revolución mexicana, la cual fue una guerra civil que duro casi dos décadas, cobro la vida de más de 1 millón de personas y paralizo la economía del país durante este periodo, por lo que me parece interesante señalar cuales son los efectos de esta, que aún son visibles en nuestros días, ya que varios de ellos explican porque el México de hoy en día es como es.
Causas de la revolución mexicanaEn pocas palabras, casi todos los mexicanos sabemos, que la revolución mexicana se originó con la intención de derrocar la dictadura de Porfirio Díaz, quien después de 30 años al mando del país se negaba a dejar el poder, pero el origen socioeconómico del porque el pueblo de México se levantó en armas, fue la gran desigualdad social y la falta de derechos laborales y de propiedad, en que vivían la gran mayoría de los mexicanos. Si bien al periodo de gobierno de Porfirio Díaz se le puede atribuir la pacificación y estabilidad d…

Soluciones para el desempleo

Sin importar en qué etapa de su ciclo económico se encuentre la economía de un país, sus gobernantes siempre estarán presionados para incentivar la creación de empleos, debido a que esta es la manera tangible en que se incentiva el crecimiento económico del país, además la creación de empleos de calidad es la única solución a largo plazo para incrementar los niveles de vida y bienestar de la población. Por este motivo siempre existirá la presión primero de reducir las tasas de desempleo hasta acercarlas lo más posible al pleno empleo, y después en reducir el desempleo estructural para incrementar el nivel de ingresos de su economía.Las medidas que un país puede tomar para reducir su desempleo, se pueden dividir en dos, las medidas que se deben aplicar en épocas de crisis económica, y las medidas a aplicar en el resto de las etapas del ciclo económico.Medidas en épocas de crisis económicaLas crisis económicas, se separan del resto de las etapas del ciclo económico, debido que la creaci…

¿Que quiere hacer realmente la 4T con las Afores?

Otra vez, otro tema de interés nacional se une a la polarización, detonado por un comentario hecho por el presidente en una de sus mañaneras, el cual ha sido interpretado en formas completamente opuestas, por un lado los medios propagandísticos de la 4T en las redes sociales, gritan a los cuatro vientos que el presidente López Obrador quiere nacionalizar las Afores, y quitárselas a las empresas privadas, mientras que la oposición responde diciendo que la única intención del presidente es usar el dinero de las afores para financiar sus planes de gobierno, que ahora sufren de falta de presupuesto, debido a la pandemia del coronavirus y la crisis económica que está provocando. Por lo que solo nos queda preguntarnos ¿qué está pasando realmente en este tema? y ¿qué quiere hacer realmente el gobierno?Te recomiendo leer Puede el gobierno de México usar el dinero de las Afores¿Por qué estamos hablando de Afores en medio de la pandemia?Este es uno más de los temas de importancia nacional que s…