Gobiernos de todo el mundo intentan detener caida del dolar

12:13 a. m.
El dólar mostró cierta vitalidad la semana pasada, pero la mayoría de los analistas espera que la debilidad de la moneda estadounidense continúe. Eso significa que la reciente ola de intervenciones gubernamentales en los mercados cambiarios probablemente se intensificará.
Muchos países ya han dado pasos para detener el alza de sus monedas contra el alicaído dólar.
Brasil, por ejemplo, impuso un impuesto de 2% a la inversión extranjera de portafolio para moderar al real, que se ha disparado 31% contra el dólar en lo que va del año. El banco central de Canadá ha señalado que podría recurrir a la compra de dólares por primera vez en más de una década. El Banco de Japón podría adoptar medidas similares si persiste la apreciación del yen.
En momentos en que las economías desde Suiza a Corea del Sur tratan de frenar el declive del dólar, la intervención en los mercados cambiarios, o las declaraciones al respecto, alcanzan su nivel más alto en años. El tema de la intervención merma los incipientes esfuerzos para corregir los desequilibrios de la economía mundial que contribuyeron a desatar la crisis financiera.
Por su parte, las autoridades europeas se quejan en voz alta contra el alza del euro, que hace poco cruzó la barrera de US$1,50 por unidad por primera vez en más de un año antes de retroceder, aunque todavía no parecen tan preocupados.
"Habrá quienes intenten controlar la caída del dólar", dice Colin Harte, director de renta fija y divisas de Baring Asset Management.
Algunos países ya han intervenido. Corea del Sur, Taiwán, Filipinas y Tailandia han dado pasos para frenar el alza de sus monedas y tratar de mantener la competitividad de sus exportaciones frente a China cuya divisa, el yuan, está atada al valor del dólar.

Japón fue el último país desarrollado en intervenir en el mercado cambiario, en 2004. La última intervención de Canadá data de 1998.
El gobierno japonés se pondría nervioso si el dólar se acercara a los 80 yenes por unidad, comparado con los actuales 90 yenes, dice Steven Pearson, analista de Bank of America-Merrill Lynch.
A última hora del viernes en Nueva York, el euro se cotizaba a US$1,4717, frente a los US$1,4828 del jueves. El dólar había ascendido a los 90.02 yenes, el euro a 132,48 yenes y la libra esterlina llegaba a US$1,6418. El dólar equivalía a 1,0259 de francos suizos y 1,0817 dólares canadienses.
Lo curioso es que esta nueva ola de problemas en el tipo de cambio se explica, en parte, por la mayor confianza de los mercados en las perspectivas de la economía mundial. Los inversionistas están cerrando sus posiciones en activos estadounidenses, en los que se refugiaron mientras arreciaba la crisis financiera, para realizar apuestas de mayor riesgo, a menudo en economías en desarrollo que ofrecen mayores retornos.
La bolsa brasileña, por ejemplo, ha subido 64% este año mientras que el índice Standard & Poor's 500, que agrupa a las principales empresas estadounidenses, sólo ha avanzado 15%.
El debilitamiento del dólar ayuda a Estados Unidos al aumentar el valor de las ganancias de las empresas del país en el exterior y abaratar sus exportaciones. La depreciación del dólar, sin embargo, presiona a los países que exportan a EE.UU.
Una escalada intervencionista en los mercados cambiarios también podría generar tensiones políticas con EE.UU.
En septiembre, las autoridades estadounidenses renovaron su llamado a "reequilibrar" la economía global lo que se logra, en parte, al reducir el crecimiento basado en las exportaciones. Los desequilibrios de la economía mundial serán uno de los temas en la agenda en la próxima reunión de los ministros de finanzas del Grupo de los 20 que tendrá lugar el viernes y el sábado en Escocia.
De todos modos, la intervención en los mercados cambiarios pocas veces surte efecto. La última vez que las autoridades europeas intervinieron fue en 2000, con la colaboración de EE.UU. Un gobierno que compra dólares para estabilizar su moneda podría darles a los inversionistas nuevos motivos para vender dólares, lo que alentaría un círculo vicioso.

No hay comentarios:

Si tienes algún comentario sobre este tema, o tienes alguna duda puedes escribirlo aquí.

Con la tecnología de Blogger.